viernes, 3 de octubre de 2014

Óbidos

Tras pasar las murallas por la Porta da Vila, encontramos un pequeño pueblo pintoresco de casas encalada con detalles con colores pastel.